Mario González

Miércoles 13 de octubre 2021

Dos unidades protagonizaron un hecho de transito que dejó cuantiosos daños materiales. Los hechos se registraron la mañana de miércoles 13 de octubre de 2021 en la carretera San Miguel de Allende con dirección a la ciudad de Querétaro, como mayor referencia, el percance ocurrió a la altura de los viñedos San Lucas. De manera extraoficial, se dijo que ambos vehículos se dirigían con dirección a Querétaro; sin embargo, al no extremar precauciones, o quizá un ligero descuido fue el factor para que se colisionaran las unidades.

Al registrarse el hecho carretero, fueron varios los reportantes al número de emergencias quienes indicaban que era necesario el arribo de las unidades de emergencias para atender a los posibles lesionados, por ello, del municipio sanmiguelense salieron rescatistas para atender el reporte, quienes, al llegar y valorar a los tripulantes de ambas unidades, pudieron determinar, tras una minuciosa revisión, que sólo el conductor de uno de los vehículos involucrados requería atención médica en un nosocomio y refiriendo su estado de salud como reservado.

Los demás tripulantes de ambos vehículos sólo sufrieron ligeras lesiones que no ponen en riesgo su vida, por lo que no fueron trasladados.

En el lugar pudimos escuchar una versión del accidente, al parecer, ambos vehículos viajaban con dirección a Querétaro, uno de ellos, el de la marca Toyota, intento salir de la carretera tomando un camino con dirección a los viñedos, lamentablemente no se percató de la otra unidad, produciendo con ello la colisión y generando que este segundo vehículo, quedara volcado con sus cuatro neumáticos para arriba.

Los generales de los vehículos participantes son, el primero de ello un vehículo de la marca TOYOTA en su línea YARIS de color blanco y tablillas de circulación para el estado de Guanajuato, quedando este vehículo con daños en la parte lateral del lado del conductor. La segunda unidad y con más daños fue una camioneta de transporte de personal que quedó volcada en su totalidad.

Del percance tomaron conocimiento las autoridades correspondientes quienes tras una investigación y el peritaje correspondiente, determinarán la responsabilidad de cada una de las partes.