San Diego de la Unión Gto. 15 de noviembre 2021

Mario Galván

La mañana del sábado 13 de noviembre el luto se hizo presente en una de las carreteras del estado de Guanajuato. El reporte de un accidente se recibió en las dependencias de auxilio y rápidamente Rescatistas y Paramédicos de Protección Civil, Policía y Tránsito salieron de su base, dispuestos a brindar ayuda a las personas que así lo ameritaran. Cuando llegaron al lugar de referencia revisaron los signos vitales de un hombre que estaba debajo de un camión de transporte de personal lamentablemente el masculino ya no presentaba signos vitales, tristemente ya estaba muerto.

Con las miradas al cuerpo, una veladora encendida y algunos buenos samaritanos dirigiendo la vista al cielo para que el Creador recibiera el alma de este hombre que perdió la vida y que la luz de la veladora encendida le iluminara el camino al cielo, un grupo de personas de buen corazón rezaban durante unos minutos por el deceso de este hombre que murió de manera trágica la mañana del sábado 13 de noviembre.

A un lado del accidente, a pocos metros de la cinta de acordonamiento y a muy poca distancia del cadáver del infortunado hombre, había un puesto de carnitas, la pareja que atendía el negocio, prácticamente ni se inmutó y la vendimia siguió su curso mientras que el cuerpo sin vida de un hombre y la motocicleta en que se transportaba estaban debajo del camión de transporte de personal y debajo de una de las llantas del autobús estaba uno de los zapatos del fallecido.

Los hechos ocurrieron en la carretera de orden estatal con dirección a la comunidad “Catalán” con deviación al camino de terracería con dirección a la comunidad “Lourdes”, dentro del municipio sandieguense, más tarde, personal de la Fiscalía General arribó al lugar para levantar los indicios, integrar la carpeta de investigaciones y deslindar la responsabilidad de este hecho mediante las indagatorias y peritajes correspondientes.