Un hombre incrédulo decidió infectarse con el coronavirus y murió arrepintiéndose de sus acciones

0

Dolores Hidalgo C.I.N. Gto. 13 de julio 2020

Jesús Neri

¡Qué locura!… hay personas que, a pesar de ver cómo se encuentra el mundo, la baja economía y la enfermedad, aun piensan que el coronavirus es una invención de los gobiernos.

Tal fue el caso de un hombre de 30 años de edad que se le hizo fácil asistir a una de las mencionadas “FIESTAS COVID”, donde entre la multitud se presume existen personas infectadas, con la errónea idea de entre comillas “generar inmunidad al bicho ese” o de plano demostrar que no pasa nada y que los políticos son alarmistas y todo lo inventan, ¿para que lo inventan? Eso si no lo saben.

En fin, el sujeto ingresó a una FIESTA COVID y convivio con cientos de personas, después de unos días comenzó con una tos seca y le faltaba el aliento, aun así, pensó que era una infección respiratoria normal, pero conforme pasaron los días el cuadro de infección se complicó a tal grado que necesitó ayuda médica profesional para tratar una grave caída de oxígeno en su sangre y la desesperación de no poder respirar  con naturalidad.

El diagnostico SARS. Síndrome Agudo Respiratorio Severo ocasionado por coronavirus.

Así lo expuso en conferencia de prensa Jane Appleby, Directora Médica del Hospital Metodista en Estados Unidos de Norteamérica, cabe mencionar que el suceso se presentó en el estado de Texas y el caso ha dado la vuelta al mundo debido a que la misma doctora explicó que el hombre de 30 años, que no creía en el coronavirus, murió consternado por el problema de salud y una de sus últimas palabras fue: que él no creía que fuera cierto que existiera tan grave enfermedad.