Dolores Hidalgo C.I.N. Gto. 23 de enero 2019                   

 Jesús Neri

Medidas drásticas toman los pobladores de la comunidad San Gabriel en Dolores Hidalgo para cuidar su centro religioso

A la señora Vicenta, la amenazan con cortarle el agua por no querer cuidar el templo de la comunidad “es a la fuerza o me cortarán el agua” dijo la preocupada mujer quien agregó que no tiene tiempo para efectuar las labores religiosas.

Fue el pasado martes 22 de enero que un cúmulo de habitantes, con pala y pico en mano, se dieron cita afuera de su casa y comenzaron a buscar la tubería del agua que conecta con su vivienda…”no vayan a cortar el mío” se escucha decir a uno de los pobladores.

Escarbaron 20 metros alrededor de su terreno, pero no tuvieron éxito…sin embargo amenazan con volver.

Al ver la acción, doña Vicenta fue a denunciar las problemática a la procuraduría de derechos humanos en San Miguel de Allende, donde le expresaron que es un delito privarla del vital líquido.

Incluso el padre Raúl, Señor Cura de la Parroquia de Nuestra Señora de los Dolores, expresó la inconformidad con estas acciones, pues mediante un mensaje de texto, le externó la preocupación por el hecho religioso inédito.

 

“no estamos facultados para ese tipo de sanciones, y aunque lo estuviéramos, no tomaríamos esas medidas, el servicio de mayordomía tiene un carácter de obligatoriedad moral y de fe, no legal”.

 

De acuerdo a un escrito que le hicieron llegar, los representantes que quieren imponerla a la fuerza como mayordomo, son representantes del templo de San Gabriel, la delegación municipal y el servicio comunitario de agua potable de la región.

Finalmente ella descarta que la problemática sea debido al incumplimiento con el pago del agua, porque tiene todos los pagos en regla y afirma que se niega a ocupar el cargo religioso porque única y exclusivamente no puede cuidar el templo de San Gabriel.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here