Se lo estaban comiendo los perros, el hombre ya tenía días de haber fallecido.

0

Dolores Hidalgo C.I.N. Gto. 19 de octubre 2020 

 Mario González

Pasado el mediodía del domingo 18 de octubre, elementos de la policía municipal de Dolores Hidalgo recibieron el reporte de que en la calle Agustín de Iturbide, de la Colonia Lázaro Cárdenas, en la parte norte se la ciudad,  un olor muy desagradable predominaba en el lugar. De inmediato 2 patrullas se dirigieron a la zona para atender el reporte, y al entrevistarse con habitantes de esa zona, les señalaron un domicilio en esa calle, al acercarse a la casa señalada el olor era más intenso, por lo que al hacer una revisión, hipotéticamente descubrieron restos humanos y todo indicaba que unos caninos habían estado consumiendo la carne humana de la persona fallecida. Al lugar también llegó una ambulancia de Protección Civil de la Cuna de la Independencia, pero los Paramédicos sólo intercambiaron unas palabras con los Policías y se retiraron del lugar.

Los Agentes de la Policía Municipal llamaron a sus superiores para informarles de lo sucedido y después procedieron a acordonar la zona y delimitar el área del domicilio, una vivienda en color rosa tenue, situada en la esquina de la calle Agustín de Iturbide y afuera había unas plantas de cactus, en cada extremo de la zona acordonada estaba custodiada por patrullas de Seguridad Pública. Algunas personas manifestaron que ya hacía como 2 semanas que no veían a un señor de nombre Franco y que tenía como 70 años de edad y que vivía solo, y que tal vez el cuerpo encontrado pertenecía a Don Franco y que ya se lo estaban comiendo los perros.

Nadie sabe de qué murió don Franco pero coincidían que vivía solo, que realizaba trabajos de albañilería y que ya hacía días que no lo veían, ahora lo único que quedaba es esperar la llegada del Agente del Ministerio Público para dar fe de los hechos, también Agentes y Peritos de la Fiscalía realizarán el levantamiento de indicios para iniciar con las indagatorias correspondientes, minutos después de las 2 de la tarde llegó una camioneta de la perrera municipal, quizás iban a capturar un perro negro del que se decía, se estaba comiendo el cuerpo de Don Franco. Más tarde también una camioneta del Servicio Médico Forense llevaría el cuerpo o lo que quedaba del cuerpo al Anfiteatro de San Miguel de Allende para realizarle la necropsia de Ley y en la medida de lo posible, establecer las causas del fallecimiento de este masculino de la tercera edad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here