Dolores Hidalgo C.I.N.- Gto, 03 de mayo 2021

Mario Galván

Aunque exista el conocimiento de la civilidad, la axiología y los buenos principios en los candidatos que participan en esta contienda electoral 2021,las dependencias encargadas de este proceso, emiten recomendaciones para reforzar esos valores de los que pregonamos y presumimos, cuando reforzamos el decir con el hacer a través de la firma de un documento. Respaldamos nuestros valores y emitimos confianza a los electores, aunque legalmente no se puede ejercer acción legal a quien no firme un pacto de civilidad, sí refleja el respeto por las instituciones y los ciudadanos que  emitirán el sufragio el próximo 6 de junio.

Llama la atención de personajes que dan por hecho que son civilizados y que no necesitan firmar un pacto de civilidad, pero, ya lo dice la tradición oral en nuestro país “dime de qué presumes y te diré de qué careces” y bajo esa perspectiva, vemos con tristeza que tanto en Dolores como en San Diego de la Unión hubo quienes no firmaron el Pacto de Civilidad que las autoridades emitieron y eso, mínimo es una falta de respeto a las instituciones que rigen los procedimientos electorales, tal vez esos candidatos están mal asesorados o simplemente “por sus calzones” dejan en manifiesto que no necesitan las recomendaciones emitidas porque son un sabelotodo, que son ángeles o son los mesías, aahhh, pero eso sí, cuando inician en la política a todas las sugerencias les dicen sí, y ya cuando son presidentes municipales, ya cuando el individuo satisfizo su sed de poder ya hace a un lado a las autoridades electorales.

La soberbia de un candidato de San Diego de la Unión y la ignorancia de otros, pone en manifiesto que se creen que no necesitan el voto de los ciudadanos, que no necesitan la confianza de la gente, que les vale gorro las instituciones electorales y desean hacer lo que les venga en gana, sin ser empáticos y de respeto no tienen nada.