Cultura

San Miguel de Allende recupera su acervo arqueológico con la colección de Miguel Malo Zozaya

Published

on


Por: Fernanda Morales

San Miguel de Allende, Guanajuato, 02 de mayo 2022.- Con el objetivo de celebrar la gran aportación que Miguel Malo dio a la Historia de San Miguel de Allende, el Museo Histórico Casa de Allende del Instituto Nacional de Antropología e Historia, junto a la Asociación Civil Amigos del Museo, ha anunciado la próxima inauguración de una sala destinada a la exhibición de la importante colección arqueológica reunida en las décadas cincuenta y sesenta resguardada por este ilustre sanmiguelense, que durante años estudió y divulgó la historia prehispánica regional.

Las piezas provenientes de Yuriria arribaron a la ciudad el pasado 16 de marzo, escoltadas por la Guardia Nacional con el objetivo de resguardar, investigar y exhibirlas en una exposición permanente en el Museo Histórico Casa de Ignacio Allende. Una sala que llevará el nombre de Izcuinapan, mismo nombre que dio Miguel Malo al pequeño museo ubicado en su casa en la calle de Mesones del año 1967 a 1972, haciendo honor al primer asentamiento indígena en San Miguel tras la llegada de los europeos en el siglo XVI, que en náhuatl significa Agua de perros.

Este proyecto a cargo de la Maestra Gabriela Zepeda, investigadora del Centro INAH Guanajuato, del Maestro Alberto Aveleyra y del Arqueólogo Hugo Olalde González, con la aportación museográfica del Maestro Marco Barrera, abrirá sus puertas durante el verano del presente año. Donde se mostrará un trabajo más vasto de investigación sobre los pueblos mesoamericanos que habitaron la región de San Miguel de Allende, hoy conocida como la cuenca Central del Río Laja.

Don Miguel Malo pasaba sus días buscando piezas arqueológicas en la zona de la Moncada, hoy Peña de la Cruz; convirtiendo su casa en un museo.

Pero fue en el año de 1972 que agentes de la policía judicial federal se presentaron en su casa para cumplir con órdenes superiores de incautación de esas piezas arqueológicas derivado de la entrada en vigor de la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicas, Artísticas e Históricas, él sintió que le arrebataban la vida y su más grande ilusión. Y así fue, en mayo de 1972 Miguel Malo murió, hay distintas versiones y una de ellas afirma que, ante los insultos de la autoridad, él mismo se arrancó la vida.

El regreso de estas piezas a San Miguel significa recuperar su historia y darle a Don Miguel Malo el reconocimiento que merece.

Las más vistas

Salir de la versión móvil