11 de marzo 2011

Por: Gladis Montserrat Padrón Bautista

 San Miguel de Allende, Gto.- A pesar de pertenecer al sector de primera línea en atención al COVID-19, personal del IMSS San Miguel de Allende denuncia que aproximadamente un 60 por ciento de la Unidad Médica Familiar número 11 recibió el anticuerpo a pesar de atender pacientes con el CORONAVIRUS, todo por ser considerado como un hospital «No COVID».

Desde temprana hora en las rejas del IMSS, fueron colocadas cartulinas por personal médico, enfermería y administrativo donde denuncian que no han recibido la vacuna anti-COVID a pesar de atender a pacientes portadores del nuevo virus.

Se sabe que un 60 por ciento del personal recibió la vacuna, pero la aplicación no fue coordinada, simplemente les avisaron por teléfono del IMSS Celaya, les dijeron: «tenemos cierto número de anticuerpos disponibles y quien lo necesita acuda».

Por lo anterior demandan les aplique el anticuerpo debido a que en la Unidad Médica reciben varios pacientes positivos al virus o con síntomas, pues mencionaron a Tv Independencia que  por desgracia la mayoría de la población acude al seguro hasta que se siente mal, es en ese momento que llegan a la oficina de archivo para realizar los trámites de asignación de consultorio para recibir atención médica, acción que pone en riesgo al personal administrativo que los atiende.

Además, el IMSS de San Miguel de Allende al ser Unidad Médica Familiar, no es considerado hospital COVID, por lo cual se dificulta que todo el personal sea inmunizado lo antes posible; sin embargo, tienen que dos cubículos especiales para diagnosticar a  pacientes con COVID y en el mejor de los casos aislarlos en sus hogares y los que no corren la misma suerte son trasladados hasta la ciudad de Celaya o León.