San Miguel de Allende Gto. 10 de mayo 2021                                                         Mario Galván

Ir al volante implica una gran responsabilidad y las carreteras merecen ser respetadas, porque en cualquier momento, ante cualquier distracción o en el momento menos esperado ocurren los accidentes. Fue lo que sucedió la noche del sábado 8 de mayo del año en curso, a esa hora, las llamadas a los servicios de emergencia eran constantes, los informantes referían que en la carretera Dolores-San Miguel, había ocurrido un percance, decían que un automóvil se había accidentado a la altura de la comunidad “La Petaca” y se necesitaba la presencia de Paramédicos y Rescatistas.

A este llamado acudieron unidades de emergencia del municipio de San Miguel de Allende, a la llegada de las unidades un automóvil estaba accidentado a la altura de la comunidad La Cuadrilla, era un vehículo compacto de color oscuro, a primera vista  se temía lo peor, ya que el auto estaba incrustado en la barra de contención y se temía por la integridad de los ocupantes.

Cuando los Rescatistas y Paramédicos descendieron de los vehículos de emergencia, procedieron a revisar a los ocupantes y para sui sorpresa no había lesionados, según informes no oficiales, el automóvil iba con dirección de San Miguel de Allende rombo a la Cuna de la Independencia Nacional y por motivos que se ignoran, el chofer perdió el control del vehículo, invadió el carril y se fue a estampar con el muro de contención, afortunadamente en ese preciso momento no circulaba ningún vehículo en sentido opuesto, de lo contrario, las consecuencias hubieran sido inimaginables.

Al lugar del percance también llegaron elementos de la Guardia Nacional en su División Carreteras y se entrevistaron con los involucrados, minutos más tarde, hicieron lo posible por retirar el vehículo del lugar, pero el susto del o de los tripulantes de este vehículo nadie se los quita y corrieron con mucha suerte y  viven para contarlo.