Por: Fernanda Morales

San Miguel de Allende, Guanajuato a 23 de noviembre de 2021.- Este 22 de noviembre, usuarios en redes sociales reportaron que en un terreno ubicado en la colonia de Lomas de San José, habita un sujeto declarando ser “protector de animales” y tenía bajo su control a más de 11 caninos en condiciones deplorables, llenos de suciedad y enfermos. Lo que más indignó fue que uno de ellos ya hasta estaba muerto y sólo tenía cal encima.

Los vecinos del lugar aseguraron que, en varias ocasiones, el hombre tiene ataques de histeria y golpea a los perritos y que anteriormente intentaron dialogar con el hombre, pero se vuelve muy violento.

Horas más tarde, este reporte llegó a las autoridades, percatándose de que ya había denuncias de este tipo hasta con más de un año de antigüedad, así que elementos de Protección Civil, Ecología y Medio Ambiente, Policía Municipal, Servicios Públicos y Control Canino y Felino; realizaron un operativo de supervisión y resguardo en la calle Magnolia en Lomas de San José, corroborando la presencia de 10 animales alojados en una finca privada sin condiciones para su bienestar. Y después de una hora de espera, el sujeto denunciado como responsable de tenerlos allí, llegó al sitio, por lo que se le indicó que se procedería a una revisión multidisciplinaria, a la cual accedió y permitió el acceso de los funcionarios municipales.

Personal de Protección Civil dictaminó que el inmueble pone en riesgo a los habitantes, de igual forma el personal del área de Control Canino y Felino confirmó que no existen condiciones apropiadas para la estancia y cuidado de los perros presentes; así que los 10 perros presentes fueron resguardados y trasladados al Centro de Control Animal hasta que este lugar cuente con instalaciones adecuadas y se brinde un cuidado responsable y sin daños ni afectaciones a terceras personas.

Respecto al perro sin vida que se encontraba en dicha finca y originó la última denuncia, el propio sujeto afirmó que entregó el cuerpo la noche de este domingo a un conocido, para sepultarlo en un rancho particular; al respecto, frente al domicilio como en un baldío vecinal se encontraron restos óseos de presuntos perros, principalmente quijadas de mandíbula, ya en estado de putrefacción, así como bolsas plásticas con residuos orgánicos, incluido pelaje de animal.

Ya con los 10 animales asegurados y en condiciones de traslado, terminó el operativo que les brindará mejores cuidados y, en caso de que la persona no acondicione el espacio denunciado, las mascotas quedarían disponibles para iniciar su proceso de una adopción responsable.