Dolores Hidalgo C.I.N. Gto. 14 de abril 2021

Mario Galván

La vida está llena de sorpresas, de motivaciones, de emociones, de risas y también de adversidades, vemos a las personas de nuestro entorno y saludarlas ya es cotidiano, mas no sabemos las circunstancias por las que viven para llevar unos pesos a la casa, desconocemos el nivel de situaciones que se presentan en cada momento, sin embargo esas personas que tienen situaciones adversas en economía, en empleo, en salud y en especiales momentos de la vida.

Lupe es un ciudadano que no pide ayuda, a pesar de la edad y de las circunstancias difíciles que a diario vive, Lupe acomoda carritos en un súper mercado que existe en la Cuna de la Independencia Nacional, pero Lupe se da tiempo para hacer lo que le apasiona; practica el ciclismo y se da el tiempo para realizar sus entrenamientos, sale a carretera y a pedalear se ha dicho.

Durante su entrenamiento surgen dificultades, por ejemplo la pinchadura de una llanta, aahh, pero Lupe es independiente y él mismo se las arregla para no abandonar su entrenamiento, recorre kilómetros y kilómetros para cumplir su meta y llegar a su objetivo ¿la edad? Eso no importa ¿Qué le falta un pie? Eso tampoco lo detiene, Lupe ha participado en competencias de talla internacional poniendo en alto el nombre de la Cuna de la Independencia Nacional, Lupe es competitivo, es tenaz, no pide ayuda, cada día se levanta, cree en Dios, se encomienda a él y sale a buscar el pan de cada día, tiene familia qué mantener y eso lo motiva a salir adelante, Lupe no está exento de sufrir un accidente, ya sufrió uno, pero la fe, su amor a sí mismo, su autoestima, el amor al deporte y se aferra a la vida como pocos lo hacen, todas estas acciones hacen que Lupe sea un ejemplo a seguir, de no darse por vencido y en lugar de pedir limosna, Lupe lucha, trabaja, vive y disfruta la vida…y a pesar de las adversidades Lupe Juárez, sigue adelante, siempre adelante