Los sicarios volvieron al bar y detonaron sus armas, el saldo preliminar es de un muerto y dos lesionados

0

Viernes 22 de enero 2021

Mario González

Tres meses pasaron desde que un ataque armado se registró al exterior de un reconocido bar denominado “Betos”; en aquel mes de octubre, un joven de mediana edad fue ultimado a plomo y de manera oficial, se dijo que este infortunado joven era hijo del dueño del establecimiento donde constantemente acudían personas a degustar bebidas embriagantes.

Nadie pensaría que la tarde del pasado jueves 21 de enero de 2021, una situación similar se repetiría al interior del establecimiento, y es que a la central de emergencias 911 del municipio de San Luis de la Paz, el reporte de haber escuchado detonaciones de arma de fuego en la colonia Del Sol alertaba a las unidades de seguridad pública.

De inmediato uniformados municipales se trasladaron a la esquina de la calle Cruz Blanca y Sonora.

Al arribo de las unidades los uniformados entraron al establecimiento lugar donde localizaron a tres personas lesionadas, al parecer por impacto de arma de fuego, solicitando de inmediato a los socorristas para brindar atenciones médicas.

Rescatistas y paramédicos de Protección Civil hicieron su arribo de manera inmediata, indicando que, de los tres hombres localizados, uno ya no presentaba signos vitales, dos más tenían que ser trasladados de manera inmediata para ser atendidos en el nosocomio y no poner en riesgo su vida.

Los lesionados fueron abordados a la ambulancia y trasladados, uno en código rojo y uno más en código amarillo.

Elementos de seguridad pública se encargaron de realizar el acordonamiento correspondiente en espera del arribo de los peritos especialistas en la materia para poder realizar el señalamiento de indicios e integrarlos en una carpeta de investigación y esclarecer los hechos que se registraron al interior del reconocido bar.

Hasta el momento la identidad del finado no ha sido dada a conocer, sin embargo, algunas personas en el lugar, indicaron que quien había perdido la vida en este ataque armado corresponde al nombre de Edmundo, quien al parecer era propietario del establecimiento y padre del joven ultimado a bala el pasado mes de octubre, aunque esta información no ha sido confirmada por las autoridades.

Finalmente, al lugar arribó la unidad del servicio médico forense para realizar el levantamiento del cuerpo y trasladarlo a la morgue donde se le realizó la necropsia de rigor.