San Miguel de Allende, Gto. 20 marzo de 2019    

 Bryan Galván

Automovilistas que transitan por la carretera estatal de San Miguel de Allende a Guanajuato, muestran su molestia y preocupación, ya que a la altura del entronque San José de Terreros, antes de llegar a “La Sauceda”, algunas personas aledañas a esta vialidad, colocan grandes piedras de aproximadamente 2 kg sobre la cinta asfáltica con el fin de que los conductores se detengan y así poderlos asaltar a mano armada, quitándoles sus pertenencias, el vehículo en que viajaban o incluso hasta golpeados a muerte.

En caso de que los automovilistas no se detengan, los maleantes arrojan piedras o animales muertos a los parabrisas con el propósito de que puedan sufrir un accidente y así poder realizar sus actividades ilícitas, además comentan que ahí es el lugar donde más pérdidas humanas se han presentado debido a este tipo de actos.

De manera oficial comentan que meses atrás durante un fuerte despliegue operativo por parte de las Fuerzas de Seguridad Pública del Estado (FSPE) detuvieron a una banda delictiva que se dedicaba a este tipo de actos, pero que poco después fueron liberados por lo que posiblemente volvieron a realizar los asaltos a mano armada.

Automovilistas y habitantes aledaños a esta vialidad, exigen más presencia policiaca con el fin de que regrese nuevamente la paz y deje de ser una de las carreteras más peligrosas de todo el Estado de Guanajuato, ya que, como se mencionaba a inicios de esta nota, los saltos a mano armada se viven a la orden del día perjudicando a personas inocentes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here