Llegó la vacuna contra COVID-19 a Dolores Hidalgo, cientos de personas pasaron la noche en espera

0

Dolores Hidalgo C.I.N. Gto. 12 de abril 2021

Mario Galván

La noche del sábado 10 de abril, los dolorenses recibían la noticia de que el domingo 11, a las 10 de la mañana, iniciaría la aplicación de la vacuna de origen ruso, por ello cientos de personas literalmente salieron volando de sus casas para ir a apartar lugar para el tío, la tía, para los abuelitos o para sus papás, el propósito era asegurar el lugar para que fueran vacunados, y esta fue una demostración de cariño, de amor y de empatía hacia esos seres maravillosos que nos dieron la existencia, así se demostró el afecto y respeto a esas personas de la juventud acumulada, a esas personas excepcionales que nos cuentan historias maravillosas y nos fascinan sus maneras de vernos, de abrazarnos y nos dan claras muestras de fortaleza, de ímpetu y de amor a la vida.

Este sábado 10 de abril, las autoridades federales de anotaban un 10 en la Cuna de la Independencia Nacional, por fin el horizonte brillaba incesantemente, la espera de la vacuna ya no preocupaba, oficialmente se comenzaría a vacunar a los dolorenses y muchas personas pasaron la noche del sábado a la intemperie, acostados, quizás con sed y con hambre, algunos más durmieron adentro de los vehículos en los que llegaron y las inclemencias del tiempo, eran mínimas comparadas con lo peligroso del CORONAVIRUS, los centros de aplicación de vacunas, oficialmente fueron El Centro de Convenciones y el Auditorio Municipal Mariano Abasolo y estos espacios eran resguardados por elementos de la Guardia Nacional, del Ejército Mexicano y de las autoridades municipales

La mañana del domingo 11 de abril se volvió una fecha histórica para la tierra que vio nacer la libertad de México, este 11 de abril será recordada en las futuras generaciones, lo que en un principio era una mentira o una falacia inventada por los gobiernos, se volvió una cruda realidad cuando el CORONAVIRUS silenciosamente hizo acto de presencia en personas reconocidas, poco a poco fueron muriendo hombres y mujeres de nuestro entorno y llegó a las familias cercana y propias, es ahí donde los incrédulos empezaron a preocuparse.

En Dolores Hidalgo, tristemente fuimos testigos de hombres y mujeres que se resistían a no salir de casa, los antros eran abarrotados entre la complicidad y compadrazgo de las autoridades y libre albedrío de los ciudadanos que desafiaban al CORONAVIRUS, los antros ofertaban sus productos y en algunas comunidades se realizaban fiestas de Bodas y XV años, los débiles caían en el fantasma del riesgo de contagio con la imponente imagen de promociones, descuentos y carteles artísticos,  las bebidas alcohólicas desinhibían y relajaban a los consumidores… tristemente muchos no vivieron para contarlo.

Con el transcurrir del tiempo,  la incertidumbre y el miedo crecían y cada vez más eran las personas que usaban su cubre bocas, se ponían gel anti bacterial y  aseaban las zonas de convivencia, la pandemia azotó a Dolores Hidalgo y afectó a empresarios, trabajadores y a mucha gente de todas creencias, de todas edades y de diferentes religiones, el CORONAVIRUS  no respetó clases sociales, ni religión ni partido político.

Pero la luz de la esperanza se hizo presente este domingo 11 de abril en los habitantes de todo el municipio dolorense, para las 10 de la mañana la fila de personas era kilométrica en las inmediaciones del auditorio Municipal Mariano Abasolo, aproximadamente a las 11 de la mañana llegaron las vacunas de origen ruso en medio de un dispositivo de seguridad, las primeras vacunas que arribaron a Dolores Hidalgo fueron ingresadas al Auditorio Municipal, después otro cargamento fue llevado al Centro de Convenciones.

En el Auditorio empezaron de inmediato con el proceso de vacunación y ya para las 12 del mediodía, ya iban 142 dosis suministradas el Auditorio municipal, y a las personas que ya habían sido vacunadas, fueron ingresadas a un área de recuperación por un espacio de 20 a 30 minutos, estaban en observación ese lapso para descartar reacciones secundarias, después con toda seguridad podían retirarse a sus casas, para las 13:00 horas la aplicación de vacunas era de casi 400 dosis aplicadas adentro del Auditorio, y así transcurrió el proceso de vacunación en la tierra que vio nacer a José Alfredo Jiménez, entre el domingo 11 y lunes 12 de abril, 10 mil vacunas serían aplicadas y hasta el cierre de esta nota, todo el proceso trascurría de manera pacífica, gracias a la coordinación de actividades entre voluntarios, funcionarios del sector salud, autoridades municipales, diferentes dependencias, elementos de la Guardia Nacional y efectivos del Ejército Mexicano.