Dolores Hidalgo C.I.N. Gto. 21 de junio 2019 

Jesús Neri

No todas las empresas que existen en México están a favor que se mantengan las “cuotas compensatorias” para los productos cerámicos chinos a nuestro país, también existen empresas en México que buscan la entrada libre de impuestos a productos extranjeros, ya que sus intereses comerciales generarían ganancias en sus ventas, tal es el caso de las empresas “Comercializadora México Americana” que trabaja principalmente con la empresa Walmart y la empresa Coppel, estas dos buscan que los altos aranceles que se cobran actualmente como medidas de proteccionismo para la venta de productos cerámicos, especialmente en tazas y platos extranjeros, sean retirados y de esta forma lograr comprar a bajo costo los productos de exportación a china para posteriormente revenderlos entre sus cadenas comerciales.

Por otra parte y actuando como contrapeso se encuentras las empresas  Cinsa S.A. de C.V. principal comercializadora de cerámica en México y el empresario dolorense José Julio González Landeros manifestaron su interés en que la Secretaría inicie el examen de vigencia de la cuota compensatoria definitiva impuesta a las importaciones de vajillas y piezas sueltas de vajillas de cerámica, incluidas las de porcelana originarias China. Cinsa propuso como periodo de examen el comprendido de enero a diciembre de 2018, ya que refieren que con la entrada del producto extranjero a México, se afectara seriamente a la economía de miles de connacionales que se dedican a la cerámica y en especial al municipio de Dolores Hidalgo.

Derivado de la situación, la Secretaria de Economía tendrá que emitir su dictamen sobre si la entrada de cerámica extranjera afectará a la economía de los mexicanos o no, y para ello es importante que los pequeños medianos y grandes ceramistas se unan con  la intención demostrar el daño económico que sufrirían si se permite el ingreso de la porcelana extranjera.