En noviembre estará listo el Puente Deprimido de “El Pípila” en San Miguel de Allende.

0

Por: Ana Barrón

7 de Agosto del 2020

San Miguel de Allende, Gto.- La obra del Puente deprimido de “El Pípila”, en San Miguel de Allende, estará lista en el mes de noviembre, así lo anunció la administración municipal a través de un comunicado, señala que el avance es significativo y que incluso el propio Alcalde y Secretario de Obra del estado se reúnen cada 14 días para checar los trabajos de esta obra millonaria que promete resolver el tráfico que se hacía en este punto de la  ciudad.

La construcción de este distribuidor vial tiene una inversión de 326 millones de pesos, y de 11 meses de trabajo según lo anunciado desde que arrancó la obra, y todo marcha a tambor batiente de acuerdo con lo señalado por el Presidente Municipal Luis Alberto Villarreal durante las superaciones personales que ha hecho.

 

Por ello se anunció que a la fecha sólo falta el colado de 3 de los 740 pilotes que conforman los muros de contención, además la colocación de fibra óptica y el cableado subterráneo de servicios está por concluir, lo que permitirá avanzar en terracerías y pavimentos; así como la ampliación de la red de agua potable, drenaje pluvial, drenaje sanitario y excavaciones para el paso deprimido.

 

La excavación para estructurar el paso deprimido lleva un avance que permite dimensionar la magna intervención de la obra. Concluyó el colado de la primera losa de compresión para la zona de puente y la colocación de ductos en el ‘núcleo’. La migración de la fibra óptica está a cargo de TELMEX, y ya están por concluir.

 

Asimismo, actualmente están en la ampliación de la instalación hidrosanitaria hacia los polos de desarrollo de la construcción; continúan con la construcción del cabezal que soporta las trabes de la zona del puente; ya cimbran el área de jardineras y los pasos peatonales.

 

Del centro de la obra hacia Querétaro, trabajan en el cajeo (cortes) de terracerías luego harán el vaciado de concreto. Hacia Dolores, sobre los pilotes colocan malla electrosoldada que soportará adicionalmente la estructura y la demolición de la loza de concreto es una realidad desde el núcleo de la obra hacia el Centro Histórico y realizan la terracería para mejorar el suelo y recibir el concreto, en esto ya llevan 150 metros lineales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here