Dolores Hidalgo C.I.N. Gto. 23 de julio 2021

Jesús Neri

 El sistema para el desarrollo integral de la familia (DIF), previene entre las niñas, niños y adolescentes, el consumos de bebidas azucaradas y procesados para evitar daños y enfermedades crónicas degenerativas; asimismo, promueve el consumo de vital líquido para evitar la deshidratación durante la temporada de calor.

A través de un equipo de nutriólogos y especialistas de la salud, se promueve el consumo del agua, ya que es un líquido esencial para la hidratación y el funcionamiento del cuerpo, incluso para las actividades diarias. Es importante promover el consumo diario de agua, evitando bebidas azucaradas tales como: refrescos, jugos embotellados y aguas de sabor, la finalidad es mantener un correcto estado de hidratación y de salud de los usuarios, para contribuir a mejorar su calidad de vida.

En este sentido, los especialistas recomiendan el consumo de agua simple al día es de 2 litros o en su caso de 6 a 8 vasos del vital líquido.

Síntomas de la deshidratación

La sed es un sistema de defensa del organismo contra la deshidratación y funciona como sistema de alerta, esto quiere decir que, cuando el cuerpo experimenta sed, es porque el proceso de deshidratación ya ha comenzado y trae consigo dolor de cabeza, cansancio, cambios de humor y calambres, entre otros.