Municipios

El lirio acuático deja de ser una problemática en San Miguel de Allende y se convierte en una solución ambiental

Published

on

Por: Fernanda Morales

San Miguel de Allende, Guanajuato 17 de junio 2022.- Para volver un problema en solución, el Gobierno Municipal está aprovechando el lirio acuático extraído de la presa Allende para restablecer su ecosistema natural y generar bosques urbanos en el territorio sanmiguelense.

La Dirección de Medio Ambiente y Sustentabilidad, está llevando a cabo una estrategia denominada 100 mil Plantas en 100 Días, con la que está forestando y reforestando espacios para tener más «puntos verdes» en la ciudad y regenerar la zona rural.

Actualmente la «Cuenca Alta» que abarca los municipios que se encuentran al norte de San Miguel de Allende, está enferma con el suelo erosionado, sin nutrientes, ni humedad y sin la capacidad para producir; en este sentido, el lirio acuático es el síntoma del agua contaminada que escurre y llega a la presa Allende.

En respuesta a este problema ambiental, el Gobierno Municipal está aprovechando el lirio acuático extraído para volver a nutrir el suelo; ya sea para revestir las zonas boscosas naturales ya existentes y que actualmente están erosionadas, como en los ejidos de Los Torres y El Salitre, para que ayude a restablecer un ecosistema sano, con mayor humedad y fertilidad, al aumentar la humedad del suelo y que ya no llegue tan erosionada de nueva cuenta a la presa Allende.

Además, 100 mil Plantas en 100 Días tiene una categoría llamada «Bosque Urbano» o «Bosque de Bolsillo», en el que se emulan las condiciones naturales para que se desarrolle la vegetación en la mancha urbana sanmiguelense; es decir, se provee la nutrición, humedad y radiación adecuadas para que las especies crezcan de mejor manera, tal como ocurre de forma natural en ecosistemas como Los Picachos, donde la Naturaleza cumple su ciclo natural de vida.

Actualmente, se han aprovechado más de 500 metros cúbicos de lirio acuático para

reforestación urbana; es decir, 500 toneladas de plantas que se utilizan en estos bosques urbanos al secarse la planta y volverse un abono natural en cada «punto verde» que el Gobierno Municipal está interviniendo.

En esta primera temporada, la estrategia 100 mil Plantas en 100 Días considera intervenir ocho bosques urbanos, tanto en las colonias más pobladas como en los tres planteles de educación media superior (CECyTE, CBTis 60 y CETAC) y algunos parques públicos e instalaciones municipales.

Dado que el lirio se deja secar, no representa ningún riesgo para la salud de las personas ni para el medio ambiente, ya que no se puede propagar por su falta de agua; esto es parte de la cultura mundial de conservación natural y forma parte de las acciones globales contra el impacto por el cambio climático.

Las más vistas

Salir de la versión móvil