El Gobierno de San Miguel de Allende comprará 40 mil dosis de vacuna contra el COVID19

0

Por: Ana Barrón

09 de marzo 2021

San Miguel de Allende, Gto.- Como lo anticipó el presidente municipal, Luis Alberto Villarreal García, presentó ante el Ayuntamiento la iniciativa de crear un fondo por 16 millones de pesos para adquirir vacunas contra el COVID-19, mismo que fue aprobad durante Sesión Ordinaria LXXIV.

Señaló que esto permitirá seguir haciendo frente a la pandemia, pues “lo más importante es la salud y la vida de los sanmiguelenses». Gracias a esta medida, podrían vacunarse con dos dosis a por lo menos 40 mil ciudadanos mayores de edad.

“Nos parece que esto es lo más transparente y lo más adecuado, lo más eficiente, lo menos caro y lo que nos puede permitir que las personas puedan recuperar su actividad económica”, mencionó. Asimismo, reconoció que esta iniciativa permitirá sumarse a la estrategia nacional de vacunación para llegar a más sanmiguelenses.

Finalmente, reiteró: “repruebo y condeno con energía a aquellos que han hecho de la vacuna un tema político, porque se trata de un derecho universal con el que no se puede jugar ni lucrar bajo ninguna circunstancia; se trata de la salud de la gente”.

Por otra parte, con motivo del cambio del Semáforo Estatal de Reactivación a “Amarillo con Alerta”, el pleno del Ayuntamiento aprobó el Acuerdo que autoriza el incremento de aforos y horarios en las actividades económicas del municipio.

Los hoteles podrán operar conforme al número de habitaciones que autorice y certifique la dirección de Protección Civil de acuerdo a sus instalaciones físicas; los restaurantes y restaurantes-bar podrán realizar sus actividades según el aforo certificado mientras se cumpla con los requisitos de distanciamiento social (mínimo 2 metros entre cada mesa) y podrán recibir sus últimos pedidos hasta las 23:00 horas para que el establecimiento quede desalojado y cerrado a las 23:30 horas.

En eventos sociales, empresariales, convenciones y bodas en espacios cerrados se permitirá un aforo máximo del 60% que no podrá rebasar las 120 personas y en espacios abiertos se autorizará el mismo porcentaje de ocupación mientras no supere las 200 personas, incluyendo personal e invitados en ambos casos; de igual manera, el recinto donde se lleven a cabo tendrá que estar desalojado y cerrado a las 11:30 de la noche.

Los balnearios y parques recreativos podrán operar al 50% de su capacidad mientras que los centros de culto al 60% conforme a la certificación realizada por la dirección de Protección Civil.

Destaca la apertura de los espacios culturales al aire libre al 50% de su aforo sin superar los 200 asistentes y atendiendo la sana distancia. Podrán operar las áreas comunes de recreación o sociales de fraccionamientos y condominios con previa certificación para uso exclusivo de los residentes permanentes y en un horario de lunes a partir de las 16:00 horas hasta el viernes a las 14:00 horas.

Además, a partir del próximo 15 de marzo abrirán los espacios deportivos públicos y privados certificados por Protección Civil únicamente para actividades recreativas que no involucren contacto físico con un máximo de 10 personas, sin público y no están permitidas las reuniones antes y después de las actividades deportivas.

Asimismo, el comercio semi-fijo, con venta de comida para llevar, podrá recibir sus últimos pedidos a las 23:00 horas para cerrar y retirarse del espacio público a las 23:30 horas; los parques operarán de las 07:00 a las 21:00 horas; los espacios públicos deportivos incluyendo la Unidad Deportiva Luis H. Ducoing de 07:00 a las 19:00 horas y los mercados públicos de 07:00 a las 20:00 horas.

Continúa la suspensión de venta de bebidas alcohólicas en envase cerrado durante el fin de semana desde el viernes a partir de las 17:00 horas y hasta el lunes a las 12:00 horas, además de las festividades, carreras parejeras, corridas de toros, cabalgatas, jaripeos, procesiones, bailes, peregrinaciones, eventos culturales, religiosos y cívicos masivos, así como la operación de bares, cantinas, casinos y centros nocturnos.

Estas nuevas disposiciones fueron supervisadas por representantes del Sector Salud y en acuerdo común, tanto con las autoridades municipales como con los representantes del sector económico de San Miguel de Allende.