Martes 05 de enero 2021

Mario González

Fue durante los últimos minutos de la noche del lunes 4 de enero y los primeros minutos del martes 5 de enero, que la central de emergencias de los Bomberos Voluntarios recibió un reporte, eran solicitados debido a que al interior de una forrajera ubicada en la carretera Dolores Hidalgo–El Xoconoxtle un incendio se estaba registrando.

El reportante indicaba que la forrajera se encontraba como mayor referencia casi frente a la entrada al Fraccionamiento “El Campanario” y aun costado de un reconocido puesto de carnitas, por lo que las unidades de bomberos voluntarios salieron a toda velocidad.

Pocos minutos tardaron en llegar los bomberos voluntarios a la forrajera donde su primera impresión indicaba que el reporte era verídico, descendiendo de su unidad y comenzando a conectar las mangueras para poder mitigar el fuego que amenazaba con crecer.

Las labores de los traga humo eran coordinadas y a pesar de ver enormes llamaradas, valientemente las confrontaban con chorros de agua. La valentía, el profesionalismo y el compromiso social hacían que los bomberos no bajaran la guardia en contra de las llamas.

Desde lo lejos, se pudo apreciar que lo que generaba las altas llamaradas era un cumulo de pacas que estaban siendo devoradas por el fuego.

Al exterior de la forrajera se pudo apreciar una camioneta de carga, misma que presentaba señas de que estuvo a punto de ser consumida por las llamas pero que únicamente presentó quemaduras en la parte de su caja. Estando cerca de ella algunas pacas aun verdes con algunas quemaduras.

Elementos de Protección Civil acudieron a la zona donde pudieron brindar atenciones pre hospitalarias a dos personas que en el lugar presentaron crisis nerviosa debido a los hechos que estaban sucediendo.

También los bomberos voluntarios alejaron del lugar un cilindro de gas para evitar que este fuera a poner en riesgo la zona y se encargaron de acordonar el área para poder realizar sus labores con mayor facilidad y establecieron un cerco de seguridad evitando poner en riesgo a los curiosos que por el lugar transitaban.

Es importante mencionar y agradecer la labor coordinada de los equipos de rescate ante este incendio, siendo unidades de seguridad pública, bomberos voluntarios, rescatistas de protección civil, guardia nacional y agentes de tránsito municipal.

Tras más de cinco horas de ardua labor, donde la capacidad y el conocimiento de los bomberos fue puesto a prueba, el fuego fue sofocado sin registrar personas que perdieran la vida y dejando cuantiosos daños para el propietario de la forrajera. Sin embargo, ya con los rayos del sol y siendo aproximadamente las 10 de la mañana los bomberos fueron solicitados de nueva cuenta debido a que el fuego quiso volver a prender, siendo necesario que arribara una retroexcavadora para poder, junto con los bomberos, mitigar por completo el fuego y sacar poco a poco lo quemado descartando un incendio nuevamente.

Es importante mencionar que para sofocar este incendio fueron necesarias al menos 10 pipas de agua y varias horas de trabajo para los bomberos, registrando para el propietario pérdidas económicas exorbitantes.