Dolores Hidalgo C.I.N. Gto. 26 de junio 2019

Jesús Neri

A pesar que la Procuraduría Ambiental y de Ordenamiento Territorial tuvo que intervenir y cancelar dos ladrilleras debido a la falta de reacción del municipio para acabar con el terrible problema de contaminación ambiental que generan, ya que para quemar el ladrillo, utilizan combustibles tóxicos como llantas y plástico.

Hoy en día, continúa el problema de toxicidad en la ciudad.

Así lo demuestran las imágenes que nos proporcionaron algunos Sandieguenses, cabe señalar que el problema no son las personas que trabajan en las ladrilleras y que buscan una forma de ganarse la vida, más bien la problemática está en la falta de oportunidades que tienen ante el desinterés del gobierno por buscar una opción viable para evitar que continúe la contaminación.