Dolores Hidalgo C.I.N. Gto. 11 de mayo 2021

Mario Galván

Poco después de las 8 de la noche de este lunes 10 de mayo, día de las madres 2021, un tremendo aguacero se dejó caer en la Cuna de la Independencia Nacional, bendito 10 de mayo que nos trajo lluvia, ya hacía falta que lloviera, muchos pedíamos la lluvia a gritos, sobre todo la gente de las comunidades, la gente que siembra, la gente que trabaja la tierra, esa es la gente que anhelaba la lluvia, seguramente en las comunidades rurales el petricor fue maravilloso, porque se disfruta más cuando la ausencia de lluvia ha sido prolongado.

Quizás todos esperábamos que el 15 de mayo, día de San Isidro Labrador, fuera el día en que cayera la primera lluvia en el municipio, pero la sorpresa fue agradable al ver las primeras gotas de lluvia caer en la zona urbana de Dolores Hidalgo y la felicidad en muchas personas llegó cuando la lluvia cayó con más fuerza, las calles de la Cuna de la Independencia se vieron con la corriente de agua que descendía de la parte norte de la ciudad.

Con esta lluvia, las plantas vuelven a vivir, con esta lluvia la esperanza de buenas cosechas es posible y con esta lluvia esperamos que las presas del municipio y de la zona norte de Guanajuato, tengan captación pluvial y que en los próximos días y meses, esta agua bendita de lluvia, sea constante, necesitamos que llueva para que la tierra nos proporcione los alimentos, para fantasear con los arco iris, para que la temperatura de calor no sea extrema y en sí, para que con la lluvia la naturaleza sea más bonita, que la fauna tenga alimento y que los árboles y plantas silvestres absorban el agua de las nubes y proporcionen colorido a los campos y así, podamos disfrutar de la naturaleza con este elementos vital llamado agua.