Dolores Hidalgo C. I. N. Guanajuato, 22 de agosto  2019

Mario González

Gran choque frontal entre dos vehículos, se suscitó esta mañana, en el que no hubo pérdida de vidas que lamentar, pero sí cuantiosos daños materiales debido a que uno de los vehículos involucrados corresponde a un carro deportivo de lujo de la marca PORSCHE 911 Carrera.

Aproximadamente a las 9:00 de la mañana de este jueves 22 de agosto, los servicios de emergencias fueron alertados y solicitados mediante llamadas telefónicas, en un accidente entre dos vehículos, a fin de poder auxiliar a las personas implicadas, por lo cual Bomberos, Cruz Roja, Protección Civil y Tránsito Municipal, encendieron el motor de sus unidades saliendo a toda velocidad y dirigiéndose a la carretera que conduce al municipio de San Felipe, Guanajuato, en donde, aproximadamente 800 metros después de la entrada a la Comunidad “Morillos”, perteneciente a este municipio, visualizaron a un costado de la cinta asfáltica dos vehículos con grandes daños materiales.

Debido a esto, los grupos de rescate comenzaron sus labores, tránsito municipal se encargó de la circulación vehicular y acordonamiento del área, elementos de cruz roja y protección civil se encargaron de revisar a los lesionados, sin embargo, la tarea más complicada fue para los bomberos, quienes debieron emplear las famosas “quijadas de la vida”, ya que dentro de uno de los vehículos se encontraba una persona del sexo masculino prensado entre los fierros.

Los vehículos involucrados corresponden a un auto deportivo de lujo de la marca PORSCHE en su línea 911 Carrera en color negro con franjas azul y rojo, con tablillas de circulación  PGE-292-E adscritas al Estado de Michoacán, en el cual viajaban a bordo dos personas, una del sexo masculino y una más del sexo femenino, los cuales debido a sus lesiones fueron trasladados a una clínica particular del municipio dolorense.

Quien se llevó la peor parte fue el conductor del vehículo marca Nissan en su línea Tsuru de color dorado y con tablillas de circulación TXK-74-43 correspondiente al Estado de Puebla, el cual quedó prensado entre los fierros retorcidos de su unidad, los bomberos, con apoyo de las “quijadas de la vida” y tras más de una hora de labores, lograron rescatar al hombre que fue trasladado al hospital regional en código rojo.

Versiones no oficiales por personas que se encontraban en el lugar manifestaron, que el percance se suscitó toda vez que el sedán de la marca NISSAN intento rebasar a una camioneta encontrándose de frente con el vehículo deportivo de lujo, los cuales debido a su velocidad nada pudieron hacer por evitar el impacto.

Al lugar también hicieron acto de presencia elementos de Policía Federal de Caminos así como unidades de SUEG y elementos de la Secretaria de la Defensa Nacional SEDENA.

Al final los vehículos fueron remolcados por una grúa y se restableció la circulación vehicular, misma que ya contaba con enormes filas de vehículos varados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here