Históricamente, Arizona es un estado difícil si no es que terrible para los migrantes, por sus políticas implacables, sólo hay que recordar al sheriff Joe Arpaio y los tratos inhumanos a indocumentados, o los rancheros fronterizos, que un día decidieron cazar migrantes con sus fusiles de asalto, por eso, saber que el Congreso de ese estado de la Unión Americana abrió una oficina de relaciones con Guanajuato, habla bien de la gestión.

El viernes 24 de este mes, 15 legisladores y 5 empresarios vendrán a Guanajuato porque están especialmente interesados en invertir en innovación y agricultura, por lo que habrá varios eventos a lo largo del día, explica Juan Hernández, secretario del Migrante y Enlace Internacional.

 

Deneck Inzunza.