San Diego de la Unión Gto. 30 de marzo 2018                        Mario Galván

San Juan Pan de Arriba es una comunidad de San Diego de la Unión Guanajuato, y en este Viernes Santo de la semana Mayor, los feligreses participaron de manera directa e indirecta en el Viacrucis Viviente 2018.

Cientos de personas de la misma comunidad, de otros municipios y estados de la república mexicana se dieron cita para presenciar la dramatización de este pasaje bíblico de la aprehensión y muerte de Jesús que sucedió hace ya más de dos mil años.

El grupo de actores representaron muy bien su papel en las diferentes caracterizaciones, la participación de niños, jóvenes, adultos y adultos mayores, le dieron una gran importancia a este evento, el protagonista, los personajes principales, secundarios y comparsas sensibilizaron a los presentes causando admiración y ganándose el respeto de la concurrencia.

Jesús fue aprehendido y presentado a Herodes, que no dudó en mofarse y ponerlo en evidencia de que no era el Mesías, lo entregó a los fariseos para que lo castigaran sin piedad alguna a base de latigazos y en presencia de la multitud, en presencia de su madre quien lloraba porque a su hijo le colocaron con cinismo una corona, sí pero una corona de espinas que hizo heridas de inmediato en su cabeza, no obstante seguía recibiendo latigazos.

Iniciaba el tormento del Mesías, fue obligado a caminar cargando sobre su humanidad una enorme cruz de madera de más de 90 kilogramos, recorrió casi todas las calles de la comunidad “San Juan Pan de Arriba”, recibiendo latigazos e insultos, así recorría una gran distancia cargando con su cruz, cayó una vez, dos veces y una vez más, así sucedían las caídas de Jesús, y le pidió agua a Samuel, pero ahí recibió más humillaciones, más golpes y más injurias, el inmenso sol, el calor y la temperatura de más de 30 grados caían sobre Jesús, el cansancio casi lo derribaba pero la fuerza de su fe y la bondad de su corazón, aunado a los golpes que recibía lo ponían una y otra vez de pie, ese era el sufrimiento de Jesús que desde su interior oraba por sus agresores y los perdonaba porque “no saben lo que hacen”

Una multitud seguía a Jesús hacia el Monte de los Olivos, escenificado en el Cerro de Jesús de San Juan Pan de Arriba, más de cuatro kilómetros caminó cargando con la enorme cruz de más de noventa kilos, a los pocos metros cayó rendido en su tercera caída pero sus captores lo obligaron una vez más a seguir su calvario, la cruz se tornaba más pesada por la cuesta del Cerro de Jesús, las fuerzas le abandonaban y los presentes una vez más admiraban la fortaleza de este personaje principal del Viacrucis Viviente, su cuerpo sudaba y su frente sangraba, su cuerpo dejaba al descubierto las heridas de los azotes y así caminó, hasta llegar a lo alto del Cerro de Jesús, donde judas se ahorcó y finalmente Jesús de Nazareth fue crucificado junto con dos ladrones, el público estaba triste, algunas personas oraban y otras sollozaban….así concluyó el viacrucis viviente de San Juan Pan de Arriba en el municipio de San Diego de la Unión. En el estado de Guanajuato

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here