Por: Ana Barrón

San José Iturbide, Gto. 9 de Septiembre del 2018.- Hace cuatro días en el Kilómetro 41+700 de la carretera federal 57, en territorio del municipio de San José Iturbide, fue localizado enterrado y avanzado estado de descomposición el cuerpecito de una pequeña de 4 años de edad, que se creía era de Querétaro, pero que después se identificó y se supo que era de Guanajuato, por ello hoy las autoridades de este estado, trabajan para el esclarecimiento del caso y se sospecha principalmente de los padres.

Algunas de las versiones que se manejaron en torno al caso fue que los padres de la niña, hoy identificada como Carol Guadalupe, habían viajado al estado de Tamaulipas con todo y la niña, y que a su regreso hace 4 días, la menor había  sido golpeada por su padrastro, por ello habían llegado hasta un hospital de Querétaro en la delegación Santa Rosa Jáuregui para que el dieran atención médica, pero al parecer falleció en el trayecto, pues en la clínica sólo confirmaron que ya no contaba con signos vitales.

Se dijo que tras la confirmación de la muerte, que la pareja se fue a toda prisa del lugar y el nosocomio dio parte a las autoridades, quienes iniciaron al investigación y encontraron el cuerpo de la menor enterrada en las cercanías de la carretera federal, se creía que era de Querétaro, pero luego se supo que era de San José Iturbide, Guanajuato.

Por ello, la procuraduría de este estado, se sumó a las indagatorias y le fue entregado el cuerpo de la menor,  por lo cual fue trasladado a las instalaciones del Servicio Médico Forense en la ciudad de San Miguel de Allende, luego se supo que la abuela de la menor solicitaba que le entregaran el cuerpo para darle sepultura, y que cooperaria en todo lo necesario para el esclarecimiento del caso, que el padrastro al parecer estaba prófugo y de la madre no se había dicho nada.

Luego, algunos ciudadanos comenzaron a manifestarse para que las autoridades entregarán ya a la familia el cuerpo de la menor, y tras esto se le preguntó al Gobernador de Guanajuato, Miguel Márquez, sobre el caso y este declaró que lamentaba mucho la situación y que los principales sospechosos del homicidio de Carol Guadalupe, eran los padres y que estos estaban detenidos en Querétaro.

Explicó que ya la procuraduría trabajaba en coordinación con la del estado de Querétaro para esclarecer el caso y que él busca entregar el cuerpo de la  menor a su familia.

 

La sub procuraduría dijo que los padres son los  probables imputados y que los avances de la investigación se informarán una vez que se vayan obteniendo y no comprometan el resultado de la misma.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here