Dolores Hidalgo C.I.N. Gto. 25 de diciembre 2017             Mario Galván

24 de diciembre, una noche que se disfruta con familiares, vecinos y amigos, en esta fecha se refrenda el amor familiar, la amistad y la armonía con vecinos y amigos, en muchos hogares se arrulla al Niño Dios y entre velitas y luces de bengala, se realizan cánticos y rezos, los presentes comparten momentos de reflexión y alegría cuando le dan su beso al Niño Dios y se involucran de lleno en esta celebración con cientos de años de tradición en diferentes hogares católicos existentes en todo el mundo

Y en México, al término de los cantos y rezos, los Padrinos del Niño Dios reparten la reliquia que consiste en gran variedad de artículos; Naranjas, galletas, mandarinas y botanas en diferentes presentaciones, si bien es cierto que en décadas anteriores lo tradicional era regalar, galletas de animalitos, cañas, cacahuates y colaciones, ahora en muchos hogares de la zona urbana, reparten bolsas de reliquia con dulces y golosinas modernos, ah pero eso sí, se siguen vigentes naranjas y mandarinas, sin faltar los tamales, buñuelos y ponche bien calientitos

En Dolores Hidalgo, no fue la excepción a esta bonita tradición y el equipo de noticias de TV INDEPENDENCIA, nos fuimos a un acostamiento para vivir en carne propia esta magnífica experiencia y compartirla con nuestros televidentes

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here