Por: Regina Luna

Para los Dolorenses, en especial para aquéllos vecinos cercanos al Megaparque,   que es un espacio natural protegido,  no es  el mejor lugar para recrearse, hacer deporte o pasar un rato en familia, actividades para las que se supone fue hecho. El recuerdo “bonito” que se tenía de este  lugar,  se borró de tajo, luego  de que se convirtiera en un nido de malhechores que roban y hasta atentan contra la integridad  de las personas que pasan por este lugar, con el único fin de despojarlas de sus pertenencias.

Vecinos de la calle San Juan de los lagos, ubicada a un costado del mega marque, refirieron que, vivir en esta zona de la ciudad, se convierte para ellos en un viacrucis, ya que todos los días deben de estar en alerta para no ser asaltados.

Una vecina del lugar, mencionó que en dicha calle, todas las noches se juntan pandillas, quienes se han encargado de romper la malla que limita al gran parque, y así poder crear sus propios accesos, por donde puedan entrar en las noches y cometer asaltos.

Aunado a esto,  también hicieron mención de  la falta de luminarias de las que carecen en dicha calles, las cuales afectan fuertemente la visibilidad por las noches y de esta manera se favorece a la delincuencia.

También las malas condiciones de la calle, se suman a muchas de las carencias por las que pasan estas personas.

Por último pero no menos importante, la falta de mantenimiento dentro del megaparque, pues la crecida hierba y basura dentro de los canales y lagos, reflejan la poca atención que las autoridades ponen a este lugar.

 

Es de recordar que, gracias a la poca vigilancia y seguridad que existe en dicho lugar, un joven fue encontrado apuñalado y ya sin vida hace pocos días.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here