Dolores Hidalgo C.I.N. Gto. 16 octubre 2019

Jesús Neri

Los niñitos corren riesgo y ven su suerte al estudiar en aulas móviles en la colonia “La Cruz del Padre Razo”, debido a que las instalaciones educativas son un peligro y en cualquier momento se pueden caer.

El proyecto de la nueva escuela, que se presumía abriría a los estudiantes desde el año pasado, hasta la fecha no se ha terminado y peor aún, ni siquiera se están efectuando lo trabajos, ya parece una jungla debido a que la hierba crece, entre los diez millones de pesos que fueron destinados para brindar educación, seguridad y confort a los estudiantes, incluso ya se están cayendo las paredes en el lugar.

Es una lastima ver que el dinero de todos los guanajuatenses se vaya a la basura cuando existen importantes carencias que deben ser cubiertas.

En pasadas fechas la Delegación de Educación expuso que el problema radica en un problema particular, y por respeto a los particulares, no se habla mucho del tema. ¿Qué pasa con el respeto a los niñitos que estudian en terribles condiciones, exponiéndose a altas temperaturas? y ahora peor que llega el frio y sus padres no ven cuando les terminarán el nuevo edificio.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here