Dolores Hidalgo C.I.N. Gto. 20 de agosto 2018                                               

Lo encontraron llorando, triste y desconsolado en un rincón en el centro de Guanajuato capital, le dieron un apoyo y pidieron por su bien.

Apenas tiene 12 años de edad y en vez de jugar como los demás niños de su comunidad, Erick se traslada de Dolores Hidalgo a Guanajuato capital en camión para trabajar como mini guía de turista y así poder ayudar económicamente a sus familiares quienes se encuentran enfermos.

En pasados días, este jovencito fue amedrentado por uniformados quienes le quitaron sus pertenencias y le advirtieron que desista de trabajar como guía de turistas.

Con lágrimas en los ojos y notoria imponencia, el menor sostiene una libreta escolar, pues a pesar de las adversidades, aun se da el tiempo para estudiar y dice que su sueño es ser Licenciado en Turismo y así poderle comprarle una casa a su mamá.

Pero la falta de oportunidades y el desgaste familiar, poco a poco merman su futuro, es por ello que Erick ya no piensa como niño, pues las necesidades han hecho que madure más rápidamente y pide a la ciudadanía y a funcionarios públicos el apoyo necesario para lograr sus objetivos.

Ciertamente la pobreza, la marginación y el rezago social, ocasiona que las nuevas generaciones se pierdan y terminen en malos pasos, sin embrago, muchos de ellos, a pesar de las adversidades, aún tienen fe y las ganas de sobresalir y ser activamente productos en la sociedad.

Si usted gusta apoyar al jovencito Erick, vive en la comunidad “El Gallinero”, en la calle principal, en Dolores Hidalgo.

Jesús Neri

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here