Dolores Hidalgo C.I.N. Gto. 19 de abril 2019                           Jesús Neri

 

Jesús recorrió cargando en su hombro una pesada cruz de madera por las principales calles de la colonia Lindavista y subió hasta el montecillo por la Avenida División del Norte.

Durante su trayecto, los habitantes se fueron uniendo al viacrucis, unos cuantos en motos y bicicletas, pero la mayoría a pie..

La primera caída fue sobre el camino de concreto hidráulico, la segunda y la tercera sobre el camino de terracería.

Al lugar fue un gran número de dolorenses y visitantes, quienes vieron la tradicional representación religiosa que año con año revive las ultimas horas del hombre que, de acuerdo a la biblia, murió en la cruz por el perdón de nuestros pecados y nos mostró el conocimiento más allá del tiempo y del espacio, el evento se presentó sin contratiempos.

Primero alzaron a los ladrones y después a Jesucristo.

En el tiempo que duraron ahí crucificados, uno de los romanos tuvo que subir a amarrar a Dimas con un lazo, debido a que la base donde se encontraban sus pies era muy pequeña y podía caer en cualquier momento, mientras  los romanos se burlaban de Jesucristo y le daban de beber vinagre.

Finalmente y ante la mirada de la multitud, el cuerpo lacerado de Cristo sucumbió y a los dos ladrones les tuvieron que romper las piernas con un marro.

No fue hasta que uno de los romanos le clavó una lanza en el corazón, cuando todos se enteraron que si era el hijo de dios y se arrodillaron ante sus pies, pero ya era tarde!

Todo un gran evento se presentó en el lugar donde, de acuerdo a la entrevista con los asistentes, el viacrucis año con año se pone mejor e invitan a la ciudadanía a que acudan a ver la representación viviente del viacrucis en la colonia más grande de Dolores Hidalgo.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here