Por: Ana Barrón

San Miguel de Allende, Gto.- Encargarse de la limpieza de la ciudad no es tarea fácil, pues ser barrendero es un oficio noble pero poco valorado; y muchas veces discriminado, sin embargo, estos hombres y mujeres con escoba en mano, evitan que las calles de la ciudad se conviertan en un basurero, y aunque hoy no es el día del barrendero, el nuevo Alcalde de esta ciudad, Gonzalo González, se reunió con ellos para compartir alimentos y reconocer su labor.

Entre risas, anécdotas, tamales y atoles, el personal de limpia terminó su jornada laboral de este jueves, pues desde muy temprano acuden al centro de la ciudad para retirar la basura de las calles, ya que durante todo el año, mientras turistas y locales duermen, ellos comienzan a trabajar a las 5:00 de la mañana para barrer y, en muchos casos, hasta levantar con sus propias manos las basura.

Ahora que viene la temporada de lluvias, cuando se “taponenan” las alcantarillas, ellos levantan la basura, y aunque es muy fácil juzgar si está limpia o no la calle, en realidad no se trata de que ellos limpien centímetros a centímetro hasta dejar reluciente la vía pública, sino que  la misma población no debe tirar la basura al piso, pero aun así, estos trabajadores levantan cuanto desperdicio es tirado al suelo.

Por lo anterior es importante reconocerlos y no criticarlos por cómo hacen su labor, sin pensar en el riesgo sanitario que ellos corren, pues que la ciudad siga siendo la misma después de los carnavales desfiles y demás, es gracias al trabajo de ellos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here