Tras los recortes de presupuesto que sean suscitado al programa Prospera están en riesgo de quedar desprotegidos un millón de guanajuatenses, la mayor parte serán los grupos vulnerables como comunidades y gente de escasos recursos.

 

Al eliminar la partida de Prospera del sector salud, no solo dejara sin atención alrededor de un millón de afiliados, que a lo largo de estos últimos años les brindaron atención médica, tanto a mujeres embarazadas, en periodo de lactancia, niños con problemas de desnutrición, pero también les está afectando a casi un millar de empleados del sector salud.

 

A lo que la enfermera Miriam Esparza menciono “nosotros somos médicos y enfermeras que trabajábamos en ranchería, en poblado lejanos. Algunas personas ya tenían trabajando más de 10 años en la secretaría y nos avisan que ya no hay dinero para pagarnos”

 

Al informarse por medio de un oficio que envío la Comisionada Nacional de Protección Social en Salud, Angélica Ivonne Cisneros Luján, que este año no habrá financiamiento implica la reducción de un aproximado de 449 especialistas, entre médicos, enfermeras, paramédicos y personal administrativo, se quedarán sin empleo, a lo que también se quitaran las plazas a un alrededor de 486 auxiliares, cuya función es monitorear la salud de los habitantes de zonas rurales, y fungir como enlace de la Secretaria de Salud de Guanajuato.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here